Murió Sergio García, superochero roquero inalcanzable

Publicado: octubre 2, 2010 en Echo hen Mejiko, LEDitorial, Medios
Etiquetas:

Hoy mientras leía como cada semana el portal de La Mosca en la red, me encontré con un escrito muy llegador de Hugo García Michel en el que habla un poco de su carnal mayor, el buen Sergio García Michel, quien fue encontrado muerto en su casa de Tepepan debido a un infarto este 19 de septiembre. Sergio García Michel es uno de los superocheros más reconocidos dentro del cine nacional gracias a que todas sus obras fueron grabadas con cámaras de 8mm. Su obra más reconocida es Un toque de roc que’s un verdadero festín de rocanroleros ya que salen desde Alex Lora hasta Rockdrigo González, pasando por Botellita de Jerez y Cecilia Toussaint, que tiene como característica principal no tener diálogos entre los personajes, también no podemos dejar atrás El fin que en lo personal me parece un gran cortometraje, además de que fue con el que ganó el premio Luis Buñuel en 1970, y siguiendo la lista podemos encontrar El cantar de los cantares, La última noche que toqué contigo, ¿Por qué no me la prestas? y Una larga experiencia.Varias de estas obras se pueden encontrar en un DVD que se vende en el videoclub de la Filmoteca de la UNAM y cuestan menos de cien varos.

Por si esto no fuera poco, fue parte del movimiento de los rupestres, nomás que su instrumento no era musical, era fílmico, era su inseparable cámara de 8mm con la que tuvo grabaciones de Alex Lora, Rockdrigo, Nina Galindo y un largo etcétera. También en los ochenta fundó el Foro Tlalpan que mientras estaba en pañales fue un cineclub el cual amplió sus horizontes y abrió paso a toquines del Lora, Jaime López, José Cruz, Nina Galindo y, por supuesto, Rockdrigo.

Yo lo conocí en el primer Ciclo de Rock en el Cine de la Cineteca hace como cinco años cuando se exhibió Un toque de roc con desafortunadamente poca gente de la sala; lo que más recuerdo de aquella ocasión es que alguien le preguntó si sentía que se le había pasado grabar a alguna banda (esto volviendo a que Un toque de roc es un festín de rocanroleros mexicanos de los ochenta) y él contestó que se enteró de una banda llamada Las Insólitas Imágenes de Aurora a la cual no pudo grabar y de haberlo hecho habría sido la única persona en grabar a Saúl Hernández y compañía antes de volverse Caifanes. Y de estas historias tiene varias, ya que también tuvo grabaciones del Festival de Rock y Ruedas de Avándaro, además de una filmación clandestina de un concierto de The Rolling Stones en Paris.

Tan sólo tenía 65 añejos y según palabras de su propio carnal, estaba preparando una nueva cinta, la cual seguramente tenía un lugar reservado en el pequeño círculo de admiradores que logró cosechar en estos parajes llamados vida. Y es que si los músicos rocanroleros muchas veces se ven condenados a una vida de anonimato del “gran público”, las personas que se dedican al rock en sus otras facetas (radio, cine, literatura, periodismo, performance, pintura, fotografía, etc.) se ven destinados al olvido absoluto. Ahora no queda más que esperar haber quién es el cineasta valiente que le dedica, al igual que Sergio, toda una vida a juntar los caminos del cine y el rock como él lo hizo. Se nos fue un gran rocanrolero. Descance en paz Sergio García Michel.

Aquí está El fin

…..Hugokoatl/////

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s