The Velvet Underground. White light/white heat

Publicado: noviembre 12, 2010 en Amplitud Tísica
Etiquetas:

The Velvet Underground

White light/White heat

Estados Unidos 1968

Noise/Psicodélico/Proto-Punk/Experimental

 

 

 

 

 

He aquí uno de los discos más raros, bizarros, extraños, incomprendidos y aborrecidos/amados de la historia del rock a nivel mundial. Simplemente este disco es un excelente provocador de divisiones, nadie queda indeciso ante él, o lo amas o lo odias, es como el odioso club América, pero este disco sí vale la pena.

 

Quienes lo critican dicen que es puro ruido, que es como si pusiéramos a un niño de cinco años a tocar los instrumentos sin que este chamaco sepa nada de interpretación musical, quienes lo amamos decimos que lo hacemos porque es atrevido, porque es tan sucio como quedan las cuerdas de una guitarra después de horas de estarla tocando. Es la experimentación hecha música.

 

Quizá al verlo al primer golpe uno dice: “ah, tan sólo son seis rolas”, pero esas seis rolas le bastan a Lou Reed en guitarra y voz, John Cale en voz, bajo, viola y órgano, Sterling Morrison en guitarra, bajo y voz y Maureen Tucker en percusiones para demostrarnos la actitud tan poco académica y ortodoxa que tienen al hacer música. Primero nos encontramos con “White light/White heat” que es la que le da nombre al disco y además al tratarse del Subterráneo Aterciopelado no podían faltar las odas a las drogas, en este caso a las anfetaminas, y es esta rola precisamente la encargada de dejar la cuota yonki del disco. Después nos atacan con “The gift” que simplemente es una de las rolas más sorprendentes del rock, no sólo porque se trata de un cuento escrito por Reed, sino porque al escucharla con audífonos es como si John Cale (quien es el que recita el cuento) nos contara la historia al oído izquierdo ya que la voz está totalmente paneada hacia ese lado, mientras que el lado derecho queda libre para la improvisación que la banda interpreta durante los ocho minutos que dura el cuento, de hecho, los integrantes de la banda dicen que la parte de la voz es la que lleva el nombre de “The gift” mientras que la interpretación musical (la del lado derecho) se intituló como “Booker T” en honor a ese músico de soul.

 

Posterior a “The gift/Booker T” se nos viene una rola altamente de flojera, imposible no imaginarse a la banda un sábado en la mañana, todos crudos y desvelados, interpretando “Lady Godiva’s operation”, la bataca, la lira, el bajo y sobretodo la voz, suenan tan monótonos y faltos de energía que tan sólo faltan los bostezos como efecto de sonido. Una vez terminada “Lady Godiva’s operation” nos encontramos con la ‘balada’ del disco, “Here she comes now”, sin embargo, a pesar de ser calificada como balada no es para nada tranquila y mucho menos apegada a los cánones aceptados como balada, sino que tan sólo es la rola menos ruidosa del disco.

 

Para cerrar el White light/White heat, Velvet Underground escogió a las dos rolas más provocadoras de migraña que pueden existir en la música, primero nos bombardean con “I Heard her call my name” que tiene dos solos de lira desafinados, descuadrados, descuidados y todos los ‘des’ que se nos podrían ocurrir, pero curiosamente es considerado uno de los mejores solos de lira creados por Reed. Y como punto final nos encontramos con “Sister ray”, una rola que según el propio Lou Reed trata de ocho distintos personajes, donde uno es asesinado y a nadie le importa, además de que todo gira en torno a un trasvesti traficante de heroína; es una historia de drag Queens que gustan de llevar marineros a su casa, darles heroína y tener orgías furiosas con ellos. Hasta aquí uno podría pensar que puede sortear a la primera el reto de escuchar la rola, pero esto es de verdad difícil porque ésta dura nada más y nada menos que 17:20, es como si yo de repente empezara a escribir jidnd gstinh molpe khsip hsklops d dhyq trs gd jdkahdu jdgtrs grsdof lorfgsrefg jsm djs gdjsju ahdha dhsdajdsab dqshdsajds fuwfjhf7bs fhuy7fshbfde fuy8fshfsb  fsqhf8qshfcsj fqfniwfne8yf8eb f wenfiqehfs qkkjfiqeur832hr23 rfefneqifhefi 8eyf1wfdb qhflqfljekjfe qkiosjd jdgqre joboelad lbydsmc bysopfd f qwjfiohyq dhs dkapo dk fbqfjqjfiqbfn fqkjfiqhfi8 qbfnqknfqm fqfknq wkhfqigfy67qgbfjq fwq fwqnfjqbgfuqbfq nfqn fqjbfqugf7qgbfjqkb fwqn fqkfnletjeuityejtrbew fnmefbuiwefben wnfuehfuefbe2w fejbfgfefhewufb nfhuewf efbeufb ef weuyfi2e trefneiufewkf emf lkfenw ewihfew kfhwiefm ifhif ewmf iuetklñewjgiwen gmew gkjgeiwjg ngem w glñojgoew f ewfewn fifewurjjrfkqewfjnñhwufe fu enfuqmf rheoynrtw5 bje63hrjsjfe f feihfb  fehf fy fhurbfqof swif q fk a lo largo de 17 páginas, seguro alguien pierde el interés o se pierde algún detalle, lo que es más, de seguro ni siquiera tú que lees esto, te detuviste a revisar detenidamente todas las palabras que están escritas arriba, a que te saltaste varios renglones ¿o no?, pues es precisamente a eso lo que suena “Sister ray”.

 

Tracklist:

“White light/White heat”

“The gift”

“Lady Godiva’s operation”

“Here she comes now”

“I heard her call my name”

“Sister ray”

 

…..Hugokoatl/////

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s