Archivos para junio, 2011

Confirmada la gira de Caifanes

Publicado: junio 25, 2011 en Amplitud Tísica
Etiquetas:

Por: Hugokoatl

“Sus conciertos están aquí de nuevo, la versión siglo XXI de un ritual místico. La magia de Caifanes está de regreso. Próximamente, en una ciudad cercana a ti”. Dice un fragmento de un comunicado de prensa (el cual pudieron recibir todos los inscritos al newsletter del grupo) que anuncia la gira de Alfonso André, Saúl Hernández, Diego Herrera, Alejandro Marcovich y Sabo Romo.

Aún no se dan a conocer las fechas y lugares. Pero tenemos que recordar que hace una semana se publicó en el periódico Récord la posibilidad de iniciar los conciertos en septiembre de este mismo año.

Por lo pronto ya lo sabemos, está confirmado, podemos celebrar, Caifanes regresa a los escenarios.

Y ya encarrerados: #CaifanesalZócalo

Ejem… en primer lugar habría que disculparme por la tardanza de escribir esto, pero ello no evita que se quede un documento de lo que pasó el sábado 11 de junio de 2011 en las instalaciones del Circo Volador. Pues bien, para quien no se haya enterado, ahí se presentó un proyecto visual a cargo de Ricardo Rico llamado “Buscando el rock mexicano”, en el que por medio de entrevistas a innumerables bandas de este género, el autor buscó el hilo conductor que une a tantas expresiones diferentes y, a veces, contrarias desarrolladas en México.

Esa convivencia se convirtió en algo parecido a esas fiestas que arman las escuelas para volver a juntar a generaciones egresadas. Rico y el Circo Volador lograron tener en un mismo lugar a músicos de gran importancia de nuestro rock, lo mismo estuvo Guillermo Briseño, que Víctor Valdovinos de Iconoclasta, Poncho Figueroa de Santa Sabina, Toncho Pilatos (claro, sin Toncho que ya está muerto), Javier Baviera de Rebeld’ Punk, Gerardo Enciso, Armando Molina de La Máquina del Sonido y uno de los organizadores de Avándaro, Tony Méndez de Kerigma y dueño de Rockotitlán, Angélica Infante, los “muñecos” de Tex Tex, los “botellos” y un sin fin de artífices de esto que solemos llamar rock mexicano.

Los asistentes pudimos presenciar la entrega de reconocimientos a todos esos músicos que han tomado la bandera del rock, sin embargo, lo importante ahí era ver el banderazo del proyecto visual. “Buscando el rock mexicano” no es un documental, más bien se trata de un compendio de cápsulas que contienen entrevistas con muchas, de verdad, muchas bandas mexicanas, las cuales aprovecharon la lente del autor para hablar sobre sus propias biografías y de paso tratar de descifrar las características del rock mexicano. Dicho sea de paso, esas cápsulas se podrán ver de forma GRATUITA en http://www.buscandoelrockmexicano.com.mx/ según el ritmo que tenga Rico para subirlas al servidor.

Es cierto que técnicamente los vídeos y los audios son malos. Encuadres desubicados, fallas de iluminación, audio poco claro y demás aspectos técnicos demuestran que Rico no es un videoasta profesional, sin embargo esos documentos visuales pasarán a formar parte de ese archivo hambriento de información sobre la Historia (así, con mayúscula) y las historias del rock mexicano.

Nos quedará el debate eterno y a veces ocioso de tratar de definir al rock mexicano. Tenemos las dos caras de la moneda, por un lado existe porque se hace, más allá de que use sombrero charro, sepa a aguacate o huela a tequila, existe porque lo tenemos y lo nombramos… ¿acaso alguien ha escuchado preguntarse por la existencia de la radio mexicana o el fútbol mexicano o lo que sea con el apellido “mexicano”? No, pocas veces nos detenemos a preguntarnos sobre eso porque las cosas están, se hacen. Pero por el otro lado nos podemos poner a filosofar no sólo sobre qué es el rock mexicano, primero deberíamos definir qué es el rock y después qué es lo mexicano; qué hace al rock, rock, y al mexicano, mexicano. Quizá, sólo en el remoto caso de que alguien encuentre LAS definiciones de esas palabras y todos estemos contentos con ellas, descrifremos lo que suman detrás del concepto “rock mexicano”.

 

Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

Título del disco: Catálogo de tiraderos

Nombre de la banda: La Banda Elástica

Lugar/Año: México 1997

Géneros: Rock in opposition/Música experimental/Jazz

 

Favor de no confundir esta agrupación con una que lleva el mismo nombre de origen argentino. Esta Banda Elástica es orgullosamente mexicana y se trata de una de las pocas agrupaciones que se atrevió a desafiar a quienes dicen gustar de la música gracias a sus composiciones que van más allá de los compases de 4/4, letras sosas y coros chiclosos. En realidad, nada de eso se encuentra en este álbum.

Catálogo de tiraderos es un excelente ejemplo de reciclaje sonoro. Guitarra, bajo, teclados y batería se encuentran presentes en las rolas, pero es posible encontrar marimbas y hasta botellas de plástico que se disfrazan de instrumentos musicales. Los integrantes de esta banda no se limitan las convenciones musicales del momento, es por ello que su música se queda en el recuerdo de pocas personas.

Se pueden identificar tres grabaciones distintas dentro del álbum. De los 24 tracks que componen la placa, 12 son provenientes de una sesión de grabación en Publiservicios de 1993, 10 son de una sesión de grabación en Variety realizada en 1994, y finalmente se encuentran 2 de un concierto llevado a cabo nada más y nada menos que en Bellas Artes en 1997. De esas 24 composiciones, la gran mayoría tiene una duración corta debido al carácter experimental que tienen; simplemente van al grano. Es por eso que es común encontrar duraciones que no rebasan siquiera los dos minutos. La rola más corta es la que abre el disco: “Niño asustado se aventó” de 53 segundos y la más larga es “Serie de 7 sintitulo” de 13 minutos.

Además de las tres grabaciones que se identifican en el álbum, podemos encontrar tres composiciones seriadas. La primera de ellas es “Cuatro en serie” que junta “Pobre hombre”, “La vaca de Gustavo”, “Crimsoniana” y “Danza”. En segundo lugar se encuentra la unión de “Emeterio, Zacarías…” y “… Saturnino y Guajardo”. Y en tercer lugar está la antes mencionada “Serie de 7 sintitulo” que amalgama “5, 4, 3, 2, 1”, “Knitting factory”, “Hotel Carter”, “Black block”, “Times Square”, “Oaxaca” “For forifor” y la más larga del disco, “Serie de 7 sintitulo”.

Ahora bien, no todas las composiciones son cortas, ya que hay dos de gran duración, “Serie de 7 sintitulo” y “Desvariaciones”, en la que por nueve minutos, los músicos de la agrupación demuestran que no sólo saben hacer “ruiditos”, sino que saben montar melodías mucho más trabajadas y exigentes para el oído del jazzista ortodoxo, aunque bueno, el jazz que suena en esta composición se acerca más al free jazz que otra cosa. Por otro lado, “Desvariaciones” pertenece a la grabación de Bellas Artes, por lo que el recinto ameritaba tal esfuerzo.

Este álbum es sólo para gente adentrada en el género, sobre todo de quienes gustan de Univers Zero, Henry Cow, Faust o The Soft Machine, quien se atreva a escucharlo pensando que encontrará melodías comunes huirá despavorido ante una experimentación musical que lamentablemente ha sido poco realizada (y reseñada) en México. Quienes ya estén familiarizados con estos sonidos encontrarán gustosos rolas que se alejan de la música y se acercan al arte sonoro.

 Integrantes de La Banda Elástica:

Guillermo González (guitarra)

Zózimo Hernández (bajo)

Rodolfo Nava (batería)

José Navarro (marimba y percusiones)

Guillermo Portillo (flauta y saxofón)

Rosino Serrano (piano y teclados)

Carlo Nicolau (violín)

Lista de rolas de Catálogo de tiraderos:

01.   “Niño asustado se aventó” (1993)

02.   “De aquí pa’l real” (1993)

03.   “Que nadie se mueva” (1993)

04.   “Cvatro en serie: Pobre hombre” (1993)

05.   “Cvatro en serie: La vaca de Gustavo” (1993)

06.   “Cvatro en serie: Crimsoniana” (1993)

07.   “Cvatro en serie: Danza” (1993)

08.   “El penitente” (1993)

09.   “Guamba” (1993)

10.   “Emeterio, Zacarías…” (1993)

11.   “… Saturnino y Guajardo” (1993)

12.   “Visita Tlaxcoaque” (1993)

13.   “Serie de 7 sintitulo I: 5, 4, 3, 2, 1” (1994)

14.   “Serie de 7 sintitulo II: Knitting factory” (1994)

15.   “Serie de 7 sintitulo III: Hotel Carter” (1994)

16.   “Serie de 7 sintitulo IV: Blank block” (1994)

17.   “Serie de 7 sintitulo V: Times Square” (1994)

18.   “Serie de 7 sintitulo VI: Oaxaca” (1994)

19.   “Serie de 7 sintitulo VII: For forifor” (1994)

20.   “Serie de 7 sintitulo” (1994)

21.   “Entomológica” (1994)

22.   “Alto Manhattan” (1994)

23.   “Desvariaciones (G. Portillo/B.E.)” (1997)

24.   “La ya tradicional tambora” (1997)

La Banda Elástica en la red:

NOTA: Si googleas el nombre te aparecerá la otra Banda Elástica, una agrupación de jazz argentina liderada por Ernesto Acher.

http://www.manticornio.com/rock-progresivo/B/BANDA-ELASTICA/banda-elastica.php

http://www.progarchives.com/artist.asp?id=1396

Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

Título del disco: 13:20

Nombre de la banda: Aguamala

Lugar/Año: México 2009

Géneros: Jazz/Funk

 

Imagínate en la playa, con el sol en su cenit, el cielo sin nubes y con refrescante jazz. Todo el 13:20 gira en torno a la costa, no es fortuito, Aguamala es oriunda de Playa del Carmen y desde ese paradisiaco lugar hace música.

Las palabras jazz y Toussaint de inmediato remiten a calidad. En este caso se debe a que Fernando Toussaint es el líder y baterista de la agrupación, a la cual no parece “cargar” sobre sus hombros pues los instrumentistas son de igual calidad y en este álbum lo demuestran, ¿cómo?, con lo “amarrados” que suenan. Con esto me refiero a que en algunas rolas, cual objetos sobre el mar, cada instrumento parece tomar su propio camino pero en cuestión de un segundo todos vuelven sobre un objetivo y eso sólo lo pueden hacer los buenos músicos, cambiar sobre la marcha de una rola de una manera casi imperceptible.

Además parece ser un disco con rolas conceptuales, si bien la totalidad de éste no cuenta una historia, sí algunas de las composiciones, por ejemplo, “El principio delfín” encuentra a sus protagonistas en los teclados de Enrique Pat y en la guitarra de Bernardo Ron; es muy fácil imaginarse a un delfín feliz entre los riffs de la guitarra. Se suma la parte conceptual de la palabra “delfín” en el título de la canción, pues puede remitir al animal, o bien, separarse y dar como resultado “El principio del fin” que contendría un mensaje mucho más apocalíptico pero la rola no suena para nada así.

La que sí suena devastadora es “Wilma”, hemos de recordar que en 2005 la península de Yucatán sufrió los estragos de un huracán que llevó ese nombre. Pues bien, nuevamente la guitarra interpreta al protagonista de esta historia, el cual es el mar, nuevamente los riffs de Ron pueden ser visualizados como esas olas impresionantes y ráfagas de vientos intempestivas que dejaron en escombros a muchas ciudades. El inicio de “Wilma” deja ver un caos sonoro que prepara la destrucción que ejerce la guitarra hacia el minuto tres.

“Tarántula” y “Aguamala” son otras dos rolas que cuentan con protagonistas encarnados en alguno de los instrumentos. El calor que desbordan todas las composiciones que se incluyen en esta grabación se podría deber a que ésta fue realizada de manera analógica, es decir, en cintas. La razón que Toussaint da de esto es que lo analógico conserva un calorcito que lo digital no puede emular. Más allá de procesos de grabación o de calidad musical, Aguamala deja claro su lugar de origen y logran trasladarlo honoríficamente a sus composiciones.

 

Lista de temas de 13:20:

01.   “Tranquilamente”

02.   “El principio delfín”

03.   “Tarántula”

04.   “Aguamala”

05.   “Dzula”

06.   “Playanodonte”

07.   “Wilma”

08.   “13:20”

 

Aguamala en la red:

http://www.myspace.com/aguamalamexico

 

Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

 

 

 

 

 

Título del disco: Done so wrong

Nombre de la banda: The Flying Eyes

Lugar/Año: Estados Unidos 2011

Géneros: Hard rock/Psicodelia/Blues/Contry

 

Existe una tendencia venerable que dirige a muchos grupos actuales al sonido refrescante de finales de los sesenta e inicios de los setenta, ese sonido distorsionado, con imágenes multicolores y figuras anormales que ha sido recuperado por bandas como The Flying Eyes. La portada del Done so wrong es un buen comienzo, por medio de una clásica imagen de figura-fondo en la que usan el nombre del disco, de la banda, las figuras de dos cuervos y un escarabajo forman un cráneo, al que sólo le falta la dentadura.

Desde el nombre podemos suponer que nos dejarán las órbitas oculares alocadas y la trompa de Eustaquio excitada. Las guitarras son groseras, el bajo es apasionante, la batería es inmensa y la voz parece venida del submundo. Done so wrong es un disco que mantiene un estilo pero que a su vez, cada canción tiene su sello propio, lo que hace de esta grabación algo dinámico y disfrutable de inicio a fin. Además son varias las canciones, como el caso de “Nowhere to run”, que inician con un ritmo y hacia la mitad de la canción éste se rompe y comienza otro diferente.

No podía faltar el lado tranquilo del álbum que está representado en “Leave it all behind”, un country de guitarra acústica y armónica que nos lleva al oeste en un atardecer. Una guitarra con slide asemeja el aullar de algún lobo que da la bienvenida a la oscuridad y el coro de una mujer es la bienvenida al hogar. Esta rola no tiene ninguna similar dentro del disco, pero más allá de ser el frijolito en el arroz en un buen secreto del disco, que se asume mucho más rebelde y ruidoso, como en “Overboard”, “Poison de well” y la propia “Done so wrong”, en la que guitarras, bajo y batería tienen por objetivo hacernos mover la cabeza a su ritmo.

“Done so wrong” es la más larga de la placa, poco más de siete minutos demuestran por qué se le dio el título de esta canción a todo el disco, cuenta con un despliegue instrumental sin ataduras de tiempo, en el que la banda aprovecha el uso de notas larguísimas para la guitarra que después son cazadas por golpes a la batería y versos que aparecen sin previo aviso. En “Poison de well” encontramos un espacio donde la guitarra y la batería se echan un tú por tú en el que los beneficiados somos nosotros, gracias al ritmo ametrallante en el que compiten ambos instrumentos.

Esta segunda grabación de The Flying Eyes resulta ser una carta de presentación magnífica para la internacionalización (especialmente dirigida a Europa) que ya emprendió la banda desde poco antes de lanzarla. El sonido se empareja a lo que ya venía haciendo también desde hace algunos años The Dark Angels, The Black Keys o Tame Impala. Quizá en algunos meses más, o en su próxima grabación, todo el mundo comience a hablar de ellos, así que ve preparando tus comentarios y para ello es recomendable escuchar este disco.

 

Lista de canciones Done so wrong:

01.    “Death don’t make me cry”

02.    “Poison the well”

03.    “Nowhere to run”

04.    “Clouded”

05.    “Heavy heart”

06.    “Leave it all behind”

07.    “Greed”

08.    “Done so wrong”

09.    “Overboard”

10.    “Sundrop”

 

The Flying Eyes en la red:

http://www.theflyingeyes.com/

http://www.myspace.com/theflyingeyes

http://www.facebook.com/theflyingeyes?sk=info

@TheFlyingEyes (Twitter)

 

Por: Hugokoatl

@RockticiasLED

 

 

Título del disco: Soliloquio

Nombre de la banda: Iconoclasta

Lugar/Año: México 1987

Géneros: Rock progresivo/Jazz rock

Soliloquio es un disco de probabilidades ya que quizá sea la muestra de que Iconoclasta es la mejor banda de rock progresivo mexicano, así como también se podría tratar del mejor disco de esta banda, o bien, la canción que le da título al álbum podría ser la mejor del catálogo de este género en México. Es un hecho que del abanico de agrupaciones progresivas mexicanas, Iconoclasta es la más reconocida y reseñada a nivel internacional, éxito inversamente proporcional a su reconocimiento en México, el cual es casi nulo.

Existen versiones de Soliloquio que recogen el EP llamado Suite mexicana, en el que Iconoclasta realiza un verdadero rock mestizo al juntar la tradición del progresivo con lo más folclórico de la música mexicana, sin llegar a ser el etno-rock de Luis Pérez o Jorge Reyes, o el folk progresivo de 0.720 Aleación, más bien se trata de un sonido que se incrusta a la mitad del camino entre el rock y el folclore, teniendo como resultado dos magníficas melodías, “Mestizaje” y “Revolución en 6/8”, la primera de ellas es un viaje por la tradición musical mexicana que inicia con una guitarra al más puro estilo ranchero y termina con la batería clásica de Valdovinos.

Los músicos involucrados en esta grabación son los de la alineación clásica de esta banda, Ricardo Ortegón en guitarra, Víctor Valdovinos en batería, Nohemí D’Rubín en el bajo y los hermanos Moreno, Rosa en los teclados tan característicos y Ricardo en la guitarra.

La segunda parte de este álbum se trata de Soliloquio, en la que se incluye la melancólica “Cuando la música era espiritual y no física”, además de tres canciones de larga duración al hilo que demuestran la capacidad vocal e instrumental de los integrantes, primero se encuentra “Sólo tu fruto”, en segundo lugar “7:19” que deja escuchar a una flauta al más puro estilo de Jethro Tull, y este bloque cantado finaliza con la suprema “Soliloquio” de 15 minutos en los que hasta un saxofón se asoma entre esta reflexión musical, que más allá de ser solitaria (soliloquio significa reflexión en voz alta y a solas), resulta ser una comunidad sonora amalgamada a la perfección.

Para finalizar el álbum, se encuentra el bloque experimental en donde Iconoclasta se aleja del sonido del progresivo y se acerca a los límites del dominio de La Banda Elástica, esas composiciones que invaden esta frontera son “Domesticando humanos”, “Lectura auditiva”, “La explosión” y “Tenancingo”, todas ellas juntas duran 8 minutos con 30 segundos. Su duración tan corta se debe gracias a su carácter experimental, en el que las melodías suelen ser cortas para no terminar desvariando en sonidos interminables y que podrían aburrir al escucha.

Toda la obra de Iconoclasta es fundamental para todo aquel mexicano que se diga amante del rock progresivo, en especial Soliloquio y Suite mexicana deben ser valoradas más allá de los círculos diminutos en los que se mueven, en donde la música de esta banda se queda enclaustrada en las memorias de unos cuantos escuchas, mientras todos los demás los ignoran olímpicamente.

Lista de canciones de Soliloquio:

01.    “Mestizaje”

02.    “Revolución en 6/8”

03.    “Cuando la música era espiritual y no física”

04.    “Sólo tu fruto”

05.    “7:19”

06.    “Soliloquio”

07.    “Domesticando humanos”

08.    “Lectura auditiva”

09.    “La explosión”

10.    “Tenancingo”

Iconoclasta en la red:

http://www.myspace.com/musicaiconoclasta

http://www.manticornio.com/rock-progresivo/I/ICONOCLASTA-MX/iconoclasta-mx.php

http://www.progarchives.com/artist.asp?id=1061

Por: Hugokoatl

@RockticiasLED