Reseña: “Done so wrong” de The Flying Eyes. [2011]

Publicado: junio 8, 2011 en Amplitud Tísica
Etiquetas:

Título del disco: Done so wrong

Nombre de la banda: The Flying Eyes

Lugar/Año: Estados Unidos 2011

Géneros: Hard rock/Psicodelia/Blues/Contry

 

Existe una tendencia venerable que dirige a muchos grupos actuales al sonido refrescante de finales de los sesenta e inicios de los setenta, ese sonido distorsionado, con imágenes multicolores y figuras anormales que ha sido recuperado por bandas como The Flying Eyes. La portada del Done so wrong es un buen comienzo, por medio de una clásica imagen de figura-fondo en la que usan el nombre del disco, de la banda, las figuras de dos cuervos y un escarabajo forman un cráneo, al que sólo le falta la dentadura.

Desde el nombre podemos suponer que nos dejarán las órbitas oculares alocadas y la trompa de Eustaquio excitada. Las guitarras son groseras, el bajo es apasionante, la batería es inmensa y la voz parece venida del submundo. Done so wrong es un disco que mantiene un estilo pero que a su vez, cada canción tiene su sello propio, lo que hace de esta grabación algo dinámico y disfrutable de inicio a fin. Además son varias las canciones, como el caso de “Nowhere to run”, que inician con un ritmo y hacia la mitad de la canción éste se rompe y comienza otro diferente.

No podía faltar el lado tranquilo del álbum que está representado en “Leave it all behind”, un country de guitarra acústica y armónica que nos lleva al oeste en un atardecer. Una guitarra con slide asemeja el aullar de algún lobo que da la bienvenida a la oscuridad y el coro de una mujer es la bienvenida al hogar. Esta rola no tiene ninguna similar dentro del disco, pero más allá de ser el frijolito en el arroz en un buen secreto del disco, que se asume mucho más rebelde y ruidoso, como en “Overboard”, “Poison de well” y la propia “Done so wrong”, en la que guitarras, bajo y batería tienen por objetivo hacernos mover la cabeza a su ritmo.

“Done so wrong” es la más larga de la placa, poco más de siete minutos demuestran por qué se le dio el título de esta canción a todo el disco, cuenta con un despliegue instrumental sin ataduras de tiempo, en el que la banda aprovecha el uso de notas larguísimas para la guitarra que después son cazadas por golpes a la batería y versos que aparecen sin previo aviso. En “Poison de well” encontramos un espacio donde la guitarra y la batería se echan un tú por tú en el que los beneficiados somos nosotros, gracias al ritmo ametrallante en el que compiten ambos instrumentos.

Esta segunda grabación de The Flying Eyes resulta ser una carta de presentación magnífica para la internacionalización (especialmente dirigida a Europa) que ya emprendió la banda desde poco antes de lanzarla. El sonido se empareja a lo que ya venía haciendo también desde hace algunos años The Dark Angels, The Black Keys o Tame Impala. Quizá en algunos meses más, o en su próxima grabación, todo el mundo comience a hablar de ellos, así que ve preparando tus comentarios y para ello es recomendable escuchar este disco.

 

Lista de canciones Done so wrong:

01.    “Death don’t make me cry”

02.    “Poison the well”

03.    “Nowhere to run”

04.    “Clouded”

05.    “Heavy heart”

06.    “Leave it all behind”

07.    “Greed”

08.    “Done so wrong”

09.    “Overboard”

10.    “Sundrop”

 

The Flying Eyes en la red:

http://www.theflyingeyes.com/

http://www.myspace.com/theflyingeyes

http://www.facebook.com/theflyingeyes?sk=info

@TheFlyingEyes (Twitter)

 

Por: Hugokoatl

@RockticiasLED

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s