Reseña: “Sin remitente” de Juan Herndández y su Banda de Blues [2000]

Publicado: noviembre 3, 2011 en Amplitud Tísica
Etiquetas:

Título del disco: Sin remitente

Nombre de la banda: Juan Hernández y su Banda de Blues

Lugar/Año: México 2000

Géneros: Blues/Rock urbano

Es común que entre las cosas que uno compra haya ocasiones en que el objeto recién adquirido no llena el ojo del comprador, o en el caso de los discos, “no llena el oído”; pues eso me provoca este álbum. Quitando uno de aquella banda llamada Bermudas que cantaba “No vo’a trabajar”, creo que este disco es la segunda peor compra musical que he realizado.

Sí, muchos alaban a Juan Hernández por “aguantar vara” en el rock mexicano, haberse presentado en los hoyos funkis más arrabaleros que pudieron haber existido, haber compuesto el primer disco de Three Souls in My Mind sin Alex Lora (aquel llamado Fuimos, somos y seremos) y demás hazañas, pero no es que su música sea mala, es que su pésima manera de cantar y letras malísimas arruinan el trabajo de sus compañeros.

 Sin remitente puede causar hilaridad en muchos, muchos, momentos. Especialmente a causa de la voz sin expresión de Juan Herández. Comprendo que en esto que llamamos rock no siempre hay que tener voz melodiosa (ejemplo clásico, Bob Dylan), pero al menos hay que tener letras con un poquito de contenido y no versos que se suponen son poesía pero no tienen ningún ritmo, rima, figuras retóricas, ni nada. ¿Ejemplos?: “Marcha fúnebre de los inconclusos que no acabaron de vivir” (en “Ojos bellos”), “Atrapado en los mismos legajos del corazón/me acabé la memoria intentando hacerlo vivir” (en “Los legajos”), y por último una muestra de que Sor Juana se queda anulada por Hernández, “Un pájaro blanco aterido de frío/Un famélico perro ausente de hogar/El llanto de un niño en busca de amor/El amor es solamente una palabra perdida” (en “Aguja en un pajar”). Todo esto, favor de imaginártelo en una voz muy parecida a la pasión que puede desbordar una contestadora automática.

No todo es malo afortunadamente, hay tres piezas que dan muestra que su música no es tan desechable: “Solos del mundo”, “Blues en la noche” y “Es el tiempo” son canciones en las que parecen haber trabajado mucho (todos menos la voz). En la primera desarrollan un ambiente catastrófico y melancólico, en la segunda se acercaron al blues clásico con armónica y toda la onda, y en la tercera emulan el estilo de Nuevo México con una flauta “jorgereyesiana” que alegra hasta cierto punto las trompas de Eustaquio (por supuesto, hasta que entra la voz).

Juan Hernández y su Banda de Blues es un magnífico ejemplo de las bandas que pululan en todo México, en las que los instrumentistas pueden ser virtuosos pero a causa de un vocalista poco creativo para sus letras y con una voz horrorosa, se empaña el trabajo de los que sí hacen bien su chamba, o al menos la hacen mejor que el vocal. Algo curioso es que en esta biografía se informa que Hernández estudió canto http://www.taringa.net/posts/musica/9773014/ROCK-MEXICANO-Juan-Hernandez-y-su-banda-de-blues-DISCOGRAFI.html ¡Qué bueno que estudió!, porque si no cómo sonaría su voz.

Lista de canciones de Sin remitente:

01.   “Ojos bellos”

02.   “Solos del mundo”

03.   “Los legajos”

04.   “Aguja en un pajar”

05.   “El indigente”

06.   “Blues en la noche”

07.   “A gloria”

08.   “Entre tus venas”

09.   “Es el tiempo”

10.   “Hoy te vi”

Juan Hernández y su Banda de Blues:

http://www.myspace.com/juanhernandezysubandadebl

 Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s