Mis 4 grupos de rock favoritos, o como mi carnal encausó subliminalmente mis gustos

Publicado: enero 3, 2012 en Esas tareas ínfimas

Esta disque semblanza la hice para el curso de Periodismo rock que tomé en 2007. Las clases eran de los otrora Cursos Posmo -ahora Taller Woody Allen- y la maestra de Periodismo rock fue Paty Peñaloza.

___________________________________________________

Sería difícil que dedicara esta semblanza a un solo grupo. Sería difícil por el hecho de que no tengo un solo grupo favorito, sino que tengo cuatro grupos que me apasionan y que por más que trato de descifrar cuál me gusta más, nunca he llegado a una respuesta. Esos cuatro grupos son mexicanos, sus letras son en español y creo que por lo menos tres de ellos son pilares en el rock mexicano. Esos cuatro grupos son Caifanes, Café Tacvba, El Gran Silencio y Maldita Vecindad. El orden es estrictamente alfabético y no tiene nada que ver con el nivel de pasión que me provocan.

Caifanes. A Caifanes los conocí desde muy chavito gracias a que mi hermano, 10 años mayor que yo, tenía -escribo “tenía” porque ahora es mío- el disco de El silencio y lo ponía a cada rato. De ahí me comenzó a nacer el gusto por la música de Saúl y compañía. Pero fue hasta que yo estaba en la secundaria que compré La historia y me declaré fiel fanático de esta gran banda. No me cansé de escuchar “Nubes”, “Ayer me dijo un ave”, “Los dioses ocultos”, “Miércoles de ceniza”, “Detrás de ti” y todas las demás canciones.

Desgraciadamente hasta el momento no he visto a Caifanes en vivo, pero con las recientes reuniones de Héroes del Silencio y de Soda Stereo me queda la esperanza de que Diego, Saúl, Alejandro, Sabo y Alfonso se reúnan aunque sea por una sola vez. Mientras tanto estoy satisfecho con haber visto hasta el momento a Jaguares, a Alejandro Marcovich con su proyecto solista y al Tributo a Caifanes tanto con Sabo Romo como con Alejandro Marcovich.

Café Tacvba. Al igual que con Caifanes, mi hermano intervino en que yo conociera a los tacubos. Él tenía -otra vez escribo “tenía” porque igualmente esos discos son míos ahora- Avalancha de éxitos y el disco sencillo de “Chilanga banda”, el cual tiene la curiosidad de tener dos versiones de la canción, una es la versión normal y la otra es la versión editada para radio donde, ¡se censura el enchufar una chava!

Aproximadamente en el año 2000, mi hermano se compró el Tiempo transcurrido y en el momento en que vi el disco pensé que a los tacubos nunca los podría ver, pues un disco de éxitos era la señal de una separación inminente. Lo bueno es que me comí mis pensamientos y pude verlos por primera vez en el Vive Latino de 2003, y de ahí los he visto 10 veces hasta llegar a la firma de autógrafos que dieron recientemente.

El Gran Silencio. Otra vez interviene mi hermano mayor en esta historia. La primera vez que recuerdo haberme enterado de la existencia de estos regiomontanos fue a inicios de esta década cuando vi el video de “Chúntaro’s style” en Mtv; a partir de entonces me volví adicto. Posteriormente mi hermano se compró el disco Chúntaros radio poder, además encontré entre su montón de cassettes la grabación del Libres y locos, y por si fuera poco cuando vi la película Todo el poder me percaté de que “Dormir soñando” aparecía al inicio. El mundo estaba comploteando para que me volviera fanático de los chúntaros.

La primera vez que vi en vivo a El Gran Silencio fue en el Vive Latino de 2003, justo antes de que viera a los tacubos por primera vez también –de hecho sus presentaciones fueron en el mismo escenario: el principal-. Después de ese Vive me fue más complicado verlos en vivo de nuevo pues cuando venían al DF no podía ir a escucharlos o cambiaban el horario de su presentación. Fue hasta el Vive Latino de 2006 en que pude volver a presenciar uno de sus conciertos, y la vez más reciente en que los he visto fue en el Zócalo este mismo año.

Maldita Vecindad. Otra vez está presente mi hermano en esta historia, aunque no de forma tan explícita, más bien “subliminal”. Recuerdo que él tenía una playera negra que decía Maldita Vecindad en grande y que por las letras había muchos payasos y acróbatas, la playera data de la época del disco El circo (y esa es toda la intervención de mi carnal). Posteriormente me compré mi primer disco – pirata, por supuesto- de varios grupos, el nombre del disco es De poska madre y en él vienen Café Tacvba, Maldita Vecindad, El Gran Silencio, Inspector, Panteón Rococó, La Mosca Tsé Tsé y Ska-p. Como era mi primer disco –y el único- lo escuchaba una y otra vez hasta que las canciones de Café Tacuba, El Gran Silencio y Maldita Vecindad se volvieron mis consentidas. Mucha de la “culpa” de la elección de mis grupos favoritos se la echo a ese disco, ya que a partir de él fue que me declaré fanático de la maldita, los tacubos y El Gran Silencio.

Vi por primera vez a Maldita Vecindad en el Centro de Convenciones Tlatelolco en 2003 justo el domingo de mi primera semana en la prepa y no me importó la desvelada con tal de ver a la maldita. Estuve a punto de no verlos pues ellos estaban anunciados para las ocho de la noche y no salieron hasta las 10, después de Rastrillos, justo cuando me había propuesto que si el próximo grupo que salía no era la maldita me iba. Desde aquella ocasión he visto a Maldita Vecindad casi 10 veces, además de haber ido a una conferencia que dictó Roco en la Feria del libro el año pasado en la que me enteré que estudió Ciencias de comunicación en la FES Acatlán, además de que conseguí su autógrafo y su mail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s