El ruizcortinismo (1952-1958)

Publicado: enero 4, 2012 en Esas tareas ínfimas
Etiquetas:

Adolfo Ruiz Cortines es el nombre del sucesor de Miguel Alemán Valdés. Gobernó México en el período de 1952-1958. Ruiz Cortines tenía casi 72 años al tomar posesión de la presidencia, por lo que lo convierte en uno de los presidentes más viejos que ha tenido el país. Al igual que su antecesor, Ruiz Cortines nació en Veracruz, pero durante su gobierno se encargó de hacer de ésta su única similitud (además de que los dos pertenecían al PRI, obviamente).

El ruizcortinismo fue para México un periodo de altas y bajas sociales especialmente, las cuales fueron en ese orden de acuerdo a su mandato, es decir, el nuevo presidente inició con toda la energía de estrenar su nuevo puesto, pero poco a poco se fue desinflando hasta dejarle en 1958 un gran paquetito social a Adolfo López Mateos. De entre las primeras acciones de Ruiz Cortines, que le dieron una gran popularidad y aceptación social, fue el otorgamiento del voto a las mujeres, lo cual ya había hecho Alemán, pero en esta ocasión se tenía la ventaja de que las mujeres podrían votar para presidente. Pero a meses de terminar su mandato, el país se le comenzó a ir de las manos a Ruiz Cortines, había demasiadas huelgas, problemas con los obreros y algunos líderes guerrilleros a lo ancho y largo del país.

A menos de un año de gobierno, Ruiz Cortines se encargó de ganar poder y para ello fue esencial la presencia de Fidel Velázquez (el paradigma del sindicalismo charro en México) como líder de la CTM y por otro lado, les puso un límite a los empresarios monopolistas de alimentos creando la Ceimsa, órgano del gobierno encargado de la canasta básica. Todo esto rindió frutos para 1954, año en que uno de los primeros “problemas” fue la creación del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) que no era otra cosa más que el hermano pequeño del PRI y del gobierno. Pero con el paso del año, se fueron creando verdaderos problemas, principalmente económicos: la fuga de capitales extranjeros y la posterior devaluación del peso de 8.65 dólares a 12.50. Consecuencia directa de esto fue el incremento de precios pero no de sueldos, situación que no puso nada contentos a los obreros, lo que provocó una de tantas amenazas de huelga en el ruizcortinismo.

En el lado social, el ruizcortinismo fue una especie de génesis del protagonismo social y político de los jóvenes mexicanos (no sólo los estudiantes). Primero porque tanto alumnos del IPN como de la UNAM apoyaban a movimientos de tintes izquierdistas, antiimperialistas (como los ocurridos en Guatemala por el supuesto comunismo de Jacobo Arbenz, presidente de ese país en aquel entonces) y eran más activos que antes en marchas, huelgas y mítines. Por otro lado se encontraba el nacimiento de la rebeldía juvenil hecha música: el rock and roll. Este tipo de música fue satanizada por todos lados, desde que era música del diablo, que inspiraba las más bajas pasiones del ser humano, o porque era de ascendencia negra, o porque la forma de bailarlo era demasiado “pegadita” y dinámica, o porque simplemente arruinaba las buenas conciencias de los jóvenes mexicanos –cualquier pretexto era válido-.

La música y la imagen de Elvis Presley fue el símbolo indicado para la juventud de los cincuenta que se había quedado sin ídolo tras la muerte de James Dean en 1955. Antes de eso, Bill Haley puso a los jóvenes a bailar el rock al ritmo de “Rock around the clock” en 1954. En el ’55, Little Richards le puso sabor tutti fruti al rocanrol con la canción del mismo nombre, Rick Nelson hizo lo propio en el ‘57 al presentar “Be bop baby”, Buddy Holly hizo lo mismo en ese año con “That’ll be the day”, Jerry Lee Lewis se volvió famoso con “Whole lotta shaking”, Eddie Cochran llegó a la cima de la popularidad también en ese año con “Sitting in the balcony” (una balada), Gene Vincent hizo algo similar con “Be bop a lula”, y Sam Cooke se presentó con su voz potente causando gran éxito con “You send me”. Pero todos ellos eran norteamericanos, el aún rock and roll mexicano novato estaba representado por la Orquesta de Mario Patrón y muy especialmente, por Gloria Ríos. Cabe destacar que la aceptación de este tipo de música se dio entre las clases económicas altas y medias altas, mientras que los demás seguían disfrutando de ritmos caribeños como el bolero, el son, el cha cha chá y el danzón, entre otros.

Esto último tiene completa relación con el aumento del clasismo en México, pues a pesar de que Ruiz Cortines había prometido impedir el nacimiento de nuevos ricos, esto no ocurrió, al contrario, las clases sociales se marcaban cada vez más y por lo regular había quienes estaban totalmente a gusto con ella y hasta la presumían. Además México tenía una sociedad demasiado conservadora, hasta el punto en que no se podía decir “sexo” en público y mucho menos hablar de perder la virginidad antes del matrimonio. Pero, curiosamente, fue en este período cuando comenzaron los desnudos “artísticos” de las mujeres en el cine mexicano, siendo Kitty de Hoyos, Ana Luisa Pelufo, Columba Domínguez, Amanda de Llano y Aída Araceli de las primeras en deslumbrar a todos los hombres y sorprender aún más a las mujeres al salir desnudas.

Todo este conservadurismo se llevó a la regencia del DF con Ernesto Uruchurtu, quien cerró los centros nocturnos que tanto trabajo le había costado a Alemán inaugurar, sin embargo, compensó a todos los deseosos de ver carne dejando libre la publicación de revistas porno como Vea y Vodevil.

Por otro lado, en 1955 se creó Telesistema Mexicano a cargo de O’Farril y Azcárraga. Poco a poco, tener televisión en México se fue convirtiendo en un hecho más normal, pero en aquella época la radio aún representaba una competencia seria para la televisión, pues aún había quienes preferían el “romanticismo” de la segunda. Cabe mencionar que no faltaron los grupos conservadores que tacharon a la televisión de diabólica (todo lo nuevo era diabólico para esos grupos de persinados).

Aquí es momento de regresar con los rocanroleros (que por supuesto también fueron calificados como satánicos) o también llamados “rebeldes sin causa”, aunque quizá sí había una causa y era muy simple: querían hacerse presentes en la sociedad, ser tomados en cuenta. Tiempo después, en 1960, Jesús González de Los Locos del Ritmo compuso “Yo no soy un rebelde sin causa”, pero sin duda las causas que ahí menciona (Yo lo único que quiero es bailar rocanrol y que me dejen vacilar sin ton ni son) iban más allá.

El tiempo siguió pasando en el ruizcortinismo llegó a sus últimos dos años de gobierno y todo comenzaba a estar muy mal, tan mal que hasta tembló en la Ciudad de México, lo que provocó la caída del Ángel de la independencia y su descabezamiento. Los salarios de los obreros seguían siendo más que malos, los agricultores no podían trabajar ni habitar las tierras que les habían sido asignadas, los maestros fueron limitados con la presencia del históricamente sindicato charro y corrupto Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), hubo disidencias de maestros que formaron el Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM) que, de acuerdo a la costumbre priísta, fueron reprimidos violentamente. Los ferrocarrileros se le rebelaron a Roberto Amoros, su líder charro del momento, los telegrafistas, petroleros, telefonistas y electricistas comenzaron a demandar mejoras; los estudiantes se anexaron a las protestas de esos grupos. El 28 de junio de 1958 (a seis días de las elecciones) hubo un paro nacional de ferrocarrileros, la prensa y la iniciativa privada exigían a gritos represión contra los grupos rebeldes y, finalmente, el gobierno de Ruiz Cortines los obedeció: el 2 de agosto (ya se encontraba Adolfo López Mateos como presidente electo con más del 90% de los votos) cuerpos policíacos arrestaron ferrocarrileros a diestra y siniestra, además de que se amenazaba que todo ferrocarrilero que no se presentara a trabajar también sería “entambado”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s