Archivos de la categoría ‘Amplitud Tísica’

Atonal. Sopa de letras

Publicado: julio 28, 2012 en Amplitud Tísica

Atonal. Verde

Publicado: julio 28, 2012 en Amplitud Tísica

Atonal. Letrismo.

Publicado: julio 21, 2012 en Amplitud Tísica
Etiquetas:

Atonal.

Versión letrismo.

“Regida por decibéis,

serpentina nos meus pés,

dançando pelo salão.”

En “Baile de Ilusão”.

 

Quizá muchos no hayan reparado en esta morocha brasileña de pelo embuclado cuando fue nominada a los premios Grammy de 2006 como Mejor Artista Nueva y como Mejor Música Mundial Contemporánea. Es esta última la que debería ser considerada su categoría, pues en sus composiciones se mezcla todo lo que pueda ser mezclado, desde el rhtyhm and blues y cocktail hasta la samba y el reggae, pasando por el lounge, todo aderezado con la cadencia natural del idioma portugués.

Lo mejor de todo es que a pesar de que su obra comienza a ser conocida en Estados Unidos, la nacida como Maria do Céu Withaker Poças no ha abandonado su lengua natal. En Caravana Sereia Bloom sólo una de las 13 rolas está en inglés: “You won’t regret it”, la cual, además es un reggae muy parecido al que se hacía en la década de los sesenta.

El álbum tiene tres rolas que no rebasan los dos minutos de duración y que no se les puede reclamar nada, pues su sabor está precisamente en ese laconismo: “Teju na Estrada”, “Sereia” y “Fffree”. En “Retrovisor”, canción que ha servido como primer sencillo, nos encontramos con una melodía que al parecer sube de intensidad hasta lo bailable, pero después de la segunda estrofa se vuelve casi psicodélica, hasta parecen dos rolas diferentes. Para quienes gustan de lo tranquilo, este disco ofrece “Polhaco”, en la que Céu se luce tan sólo con su voz, guitarra y silbidos.

Quién sabe qué tanto reconocimiento llegue a tener Céu en México, sin duda uno de sus grandes impedimentos es el idioma de sus temas, pero eso no importa cuando se escucha su música. El no entender las letras no es fundamental, lo primordial es sentir el calor de su mezcla musical correr por las venas, y eso lo logra.

Recomendaciones:

Retrovisor

Contravento

Polhaco

You won’t regret it

 

Brasil, 2012

Folk/Fusión

Calificación: *** (3/5)

Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

 

The wind in the tres,

they’re talking in tongues.

En “Lullaby”

 

El recién galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras no podía ofrecernos un disco menor a la calidad que le conocemos. Old Ideas cumple con la historia del canadiense y con su galardón otorgado apenas en octubre pasado. Esa voz engolada, los coros femeninos que la acompañan y los músicos que la visten hacen de los 10 temas todo un agasajo. Y por supuesto que las letras de Cohen siguen siendo ricas en figuras retóricas, narrativa y rimas.

Imposible que Cohen no le cante al amor, afortunadamente sigue sin ser cursi. Nos ofrece temas esclavistas como “Show me the place”, el eterno encuentro de claridades en “Different sides” y la oscuridad tan peligrosa que se esconde detrás de los ojos de una mujer en “Darkness”. Por si esto no pudiera ser todo, el canadiense le canta también a un banjo flotante en “Banjo”. Para un poeta como Cohen no hay tema imposible.

Algo en lo que ha mejorado infinitamente el letrista es en su música. Si se comparan las melodías de Old Ideas con las de Songs of Leonard Cohen (su primer disco) hay una diferencia –para bien- muy notable. Son ocho los músicos que integran la banda del poeta. Pueden tocar lo mismo un jazz (“Anyhow”), blues (“Darkness”), country (“Banjo”) y hasta una canción de cuna (“Lullaby”).

Finalmente, al disco no se le puede pedir nada más. A quienes sí se les debe exigir algo es a los promotores, a alguien debe prendérsele el foco y traer al poeta a México. ¡Por favor! Nunca ha pisado suelo nacional en un tour. Lo malo es que ni siquiera en la página oficial del canadiense hay fechas para presentar Old Ideas en ninguna parte del orbe.

 

Recomendaciones:

Amen

Show Me The Place

Darkness

Anyhow

Lullaby

Different Sides

 

Canadá, 2012

Blues/Country

Calificación: **** (4/5)

 

Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

 

Este álbum cuádruple mata dos pájaros de un tiro pues celebra a dos quincuagenarios. Primero está la celebración por la lucha filantrópica emprendida por Amnistía Internacional desde hace cinco décadas; y en segundo lugar, pero no menos importante, sirve de pretexto para festejar el cumpleaños número 50 de la carrera de Bob Dylan (su primer disco fue lanzado en 1962).

72 canciones del blusero son reversionadas por más de 80 intérpretes. Tan sólo una rola se repite: “Don’t think twice, it’s all right”, versionada por Ke$ha y por Kronos Quartet. Hay para todos los gustos, pues se puede escuchar jazz, punk, un poco de música “culta”, soul, pop, rock y hasta rasgos de música de banda, aunque la columna vertebral de todos los álbumes son el country y el blues; más de la mitad de las 72 canciones están apegadas a dichos ritmos.

En general, casi todos los intérpretes cumplen con sus covers. La gran mayoría le echó ganitas a su colaboración. Hasta Miley Cirus, Ke$ha o Maroon 5 hicieron bien su tarea. En primera instancia podríamos pensar que estos tres últimos son ganchos usados por Amnistía Internacional para que el disco se compre por más gente –lo cual tampoco está alejado de la realidad-, sin embargo, los tres ofrecen versiones de alta calidad. En especial la rebelde prefabricada de Ke$ha. En su versión de “Don’t think twice, it’s all right” se despojó de todo su hedonismo y pomposidad musical para quedarse sólo con una guitarra de palo y su voz solloza. Hay que aceptar que esta mujer ofrece una de las mejores rolas de todos los discos –y quizá de toda su carrera-.

El disco se apoya en compositores e intérpretes de profesionalismo probado. Alan Parson’s Project, Patti Smith, la compañera de mil batallas de Dylan: Joan Baez, Bryan Ferry, Joe Perry, Sinéad O’Connor, Johnny Cash y Pete Townshend entre muchísimos más. Hasta el propio Dylan aparece en la última rola del cuarto disco con la canción que le da título su homenaje: “Chimes of freedom”.

Hay que destacar que casi la totalidad de las canciones son austeras, es decir, destacan la voz y dejan de telón de fondo algún instrumento, ya sea una guitarra acústica, un sintetizador, un banjo, un violín, un teclado. En este homenaje no hay grandes arreglos orquestales, más bien, hay rolas íntimas. Esto quizá se deba a que las letras de Dylan así obligan a los intérpretes, pues son letras que deben ser escuchadas por su narración y su mensaje.

Chimes of freedom es perfecto para aquellos que no le han entrado de lleno a la música de Dylan, ya que están desde sus clásicos que todos conocemos hasta rolas que sólo son cantadas por sus más férreos fanáticos.

Recomendaciones:

 

CD1

Leopard-skin pill-box hat de Raphael Saadiq

Ballad of Hollis Brown de Rise Against

Blind Willie McTell de Tom Morello

Most of the time de Betty Lavatte

Simple twist of fate de Diana Krall

Boots of Spanish leather de The Airbone toxic event

CD2

One more cup de Steavie Earlie

Heart of mine de Blake Mills

License to kill de Elvis Costello

Lay lady, lay de Angelique Kidjo

Ring them bells de Natasha Badingfield

Seven curses de Joan Baez

4th time around de Oren Lavie

Make you feel my love de Adele

CD3

She belongs to me de Neil Finn

Just like a woman de Carly Simon

The times they are changin’ de Flogging Molly

Man of peace de Joe Perry

Knockin’ on heaven’s door de Red One

The lonesome death of Hattie Carroll de Cage The Elephant

Property of Jesus de Sinnéad O’Connor

Don’t think twice, it’s all right de Ke$ha

Don’t think twice, it’s all right de Kronos Quartet

CD4

I shall be released de Maroon 5

Bob Dylan’s 115th dream de Taj Mahal

John Brown de State Radio

All along the watchtower de Alan Parson’s Project

I’d have you anytime de Evan Rachel Wood

Varios países/2012

Calificación: **** (4/5)

Por: Hugokoatl (@RockticiasLED)

El lenguaje del cómic

Publicado: febrero 9, 2012 en Amplitud Tísica

 ¿Cómic o historieta?, he ahí una de las principales dudas que se tienen que se resolver para este trabajo. A pesar de que en el habla cotidiana entendemos  esas dos palabras como sinónimas, en la teoría no es así, ya que tanto el cómic como la historieta tienen características que hacen que se diferencien entre sí. Algunas de las principales características de cada una de éstas son las siguientes. Comienzo con el cómic:

–          El cómic, en español, debe tener acento en la O.

–          Es una exposición breve de una situación concreta, con pocos encuadres.

–          No necesita guardar secuencia cronológica.

–          Puede expresarse a través de una sola viñeta.[1]

–          Requiere una secuencia muy limitada a la situación concreta que le da sentido.

–          Casi siempre son humorísticas.

–          Puede construir una narración completa, o puede continuar por períodos que varían en el tiempo.

–          Posee aproximadamente las mismas características de elaboración que el filme: guión, planificación, composición de planos y montaje.[2]

Eso por el lado del cómic, por el lado de la historieta se encuentran las siguientes características:

–          Relato visualizado de una secuencia cronológica que necesita de muchos encuadres.

–          Describe diversas situaciones en que se comprometen los protagonistas.

–          Guarda la estructura de un cuento o una novela.

–          Está compuesta por la integración tanto de elementos verbales como icónicos.

–          Su intriga o trama puede durar meses o años, ya que generalmente es leída a intervalos. Puede tener continuación periódica, aunque puede aparecer también en una sola publicación.

–          Posee elementos narrativos y dialogados más extensos, es decir, elementos verbales e icónicos que se integran en la unidad pictográfica, denominada viñeta o cuadro, que se relaciona con las demás viñetas de la historieta.

–          Pueden ser mitológicas, históricas, políticas, de ciencia ficción, románticas, etc.

–          Se aproxima a lo que podría llamarse visualización literaria.[3]

Entonces, al ver las características del cómic y de la historieta, los tres rasgos más distintivos entre estas son: la primera suele ser más corta o no necesita de demasiada trama; la segunda sí necesita una trama extensa. Además, el cómic en su mayoría, suele ser humorístico, mientras que en la historieta existen diversos géneros que no necesariamente deben ser humorísticos; aunque el humor también puede ser un tipo de historieta. Por último, al ser la historieta de tramas largas, se tiene que estructurar de manera similar a un cuento, es decir, tener un inicio, un desarrollo y un desenlace, además de poseer personajes con un diseño psicológico más complejo, esto sin olvidar una moral que rige a la historia. Con esto se puede ver lo delgada que es la línea que divide a un cómic de una historieta. Esto provoca el error de tomar por sinónimos estos dos lenguajes icónicos.

Hasta aquí, me he centrado en diferenciar a la historieta del cómic, pero ¿qué es una historieta?, ¿cuál es su definición? Blasco define a la historieta como “una narración gráfica, visualizada, es decir, una narración que se expresa mediante cuadros dibujados a partir de un guión previamente escrito, además, en ella existe un personaje central alrededor del cual gira el argumento. Este argumento se explica mediante diálogos que son rotulados en cada cuadro, a través de la acción, el movimiento y la expresión de los sujetos dibujados.”[4]

Pequeña historia de la historieta

 

Se puede considerar como inicio de la historieta a la pintura rupestre, en la que civilizaciones antiguas describían acontecimientos mediante dibujos, así que con esto es factible pensar que la historieta ha acompañado al ser humano casi desde sus inicios.

Durante los siglos XVII y XVIII, en Europa se publicaban y difundían hojas volantes en las que se narraban historias chuscas o sucesos de interés mediante el uso de dibujos. En Francia, en 1900,  se publicó una biografía satírica de Napoleón Bonaparte, la cual estaba hecha en su totalidad por dibujos. Posteriormente, en ese mismo siglo, en Italia se inventó la fumetti o nube que acompaña los textos de personajes. Antes de que existiera dicha nubecilla se acostumbraba colocar los textos en los costados o en la parte inferior de la viñeta, lo que provocaba que la lectura fuera un tanto cansada y/o confusa. Por ejemplo, en Estados Unidos a mediados del siglo XIX, apareció una historieta llamada The yellow kid (El niño amarillo), en la que los textos del personaje eran puestos en su ropa, esto gracias a que en ese país aún no se usaban las nubecillas.

Fue hasta los años treinta del siglo XX en que comenzaron a aparecer las historietas más parecidas a como las conocemos hoy, en especial surgieron algunas que se han vuelto clásicas como Dick Tracy (1931), El agente secreto X-9 (1934), El príncipe valiente (1937), Superman (1938) y Batman (1939), todas estas creadas, claro, en Estados Unidos.


[1] Viñeta es cada uno de los cuadros en los que se divide una historieta. Se le puede conocer como la unidad indivisible de un cómic o de una historieta.

[2] De la Torre Zermeño. Taller de análisis de la comunicación. Ed. McGraw Hill. México DF. 1995. Pp 129

[3] Idem. Pp 158

[4] Blasco citado en De la Torre Zermeño. Taller de análisis de la comunicación… pp 155